A coger almendras!

Llega septiembre, y un año más toca ir a Santa Catalina a coger almendras. Es algo que lleva en la genética de mi familia ya varias generaciones, y cada año veo con impotencia como otro almendro muere, pero así es la vida!.

Lo primero que necesitas para ir a coger almendras es una red bastante grande con la que se pueda abrazar al árbol.

La segunda cosa más importante son palos o varas de hierro-madera para varear el árbol,

y lo tercero, ganas de trabajar.

Tras una jornada de duro trabajo, este es el resultado:

 

 

Muchas veces la naturaleza es caprichosa, y nos regala estas curiosas formas!

 

Otra de las cosas que van ligadas a la recogida de almendras, es el pelarlas y partirlas, sobre todo cuando son explotaciones familiares con como mucho 20 almendros.

 

 

 

Esta tarea se puede alargar hasta diciembre incluso, y hay que tener en cuenta que si no queremos que la almendra se ponga negra, es necesario orearla, es decir, extenderla en el suelo de alguna habitación o cámara, permitiendo así que no surjan mohos, y que los insectos (sobre todo mariquitas, cortapinos y arañas) que suelen venir de regalo cuando las coges, encuentren una vía de salida.

Tras esto, ya podemos disfrutar de un año de delicias culinarias, que iremos comentando en las próximas entradas!

Anuncios